Inicio > Prevención > Salud bucodental en el paciente mayor

Salud bucodental en el paciente mayor

18/01/2018

La población mundial se está haciendo mayor. El aumento de la esperanza de vida ha provocado que, en las últimas décadas, se haya incrementado considerablemente el número de personas mayores de 65 años.

Envejecer es un proceso inevitable e irreversible. El envejecimiento no es una patología per se, es una parte más de la vida que favorece la aparición de una serie de enfermedades.

Durante el envejecimiento, se producen una serie de modificaciones morfológicas y fisiológicas consecuencia de la acción del paso del tiempo que comportan cambios con repercusiones funcionales más o menos importantes en las distintas partes del cuerpo. En la cavidad oral, los signos del envejecimiento se hacen visibles a todos los niveles: dientes, encía, glándulas salivales, hueso mandibular, mucosa oral, etc.

Las enfermedades bucodentales no son específicas de las personas mayores, sin embargo, puesto que se trata de un colectivo mucho más vulnerable y frágil, no es infrecuente que se presenten de manera atípica, que tiendan a la cronicidad sin restitución completa, que sean limitantes funcionalmente con tendencia a la discapacidad y que asocien una morbilidad más elevada.

En la población mayor española, la salud bucodental está muy por debajo de la media de otros países europeos.

Según recoge una guía publicada por el Instituto de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, más del 90% necesita algún tipo de tratamiento periodontal, más del 50% requiere prótesis superior completa, por encima del 40% tiene caries en alguna pieza y un 20% presenta maloclusión en diversos grados de intensidad. La reducción del flujo salival, la alteración de la articulación temporomandibular, la estomatitis por prótesis, las lesiones hiperqueratósicas y la leucoplasia son otras de las manifestaciones bucodentales.

Sin embargo, a pesar de la alta prevalencia de problemas bucodentales, las consultas de odontología entre las personas mayores son escasas, ya sea porque asuman que lo que les pasa es algo inherente al envejimiento, ya sea porque se sientan limitados funcionalmente para acudir al especialista, ya sea porque no puedan asumir el coste económico del tratamiento, etc.

Mantener una higiene adecuada, tanto de los dientes, como de las encías, como de las prótesis; renovar con frecuencia el cepillo de dientes; realizar enjuagues fluorados; usar un producto estimulador de la producción de saliva, y visitar al especialista, como mínimo, una vez al año permitirá envejecer sin perder dientes y manteniendo una buena salud bucodental.

Bibliografía
  • Delwel S, Binnekade TT, Perez RSGM, Hertogh CMPM, Scherder EJA, Lobbezoo F. Oral hygiene and oral health in older people with dementia: a comprehensive review with focus on oral soft tissues. Clin Oral Investig 2017. DOI: 10.1007/s00784-017-2264-2.
  • Marchini L, Hartshorn JE, Cowen H, Dawson DV, Johnsen DC. A teaching tool for establishing risk of oral health deterioration in elderly patients: development, implementation, and evaluation at a U.S. Dental School. J Dent Educ 2017; 81(11):1283-1290.
  • Schaefer Ferreira de Mello AL, Reibnitz Junior C, Lorenzini Erdmann A. El cuidado a la salud bucal del anciano: buenas prácticas fundamentadas en el paradigma de la promoción de la salud. Gerokomos 2009; 20(2).
  • Serrano Garijo P, Ramos Cordero P, Gil Gregorio P, Sepúlveda Moya D, Miranda Montero A, Tena-Dávila Mata MC y cols. La salud bucodental en los mayores: prevención y cuidados para una atención integral. Madrid: Instituto de Salud Pública, 2003.
SOBRE ESTE BLOG

El Blog de la Salud Bucal ofrece contenidos sobre salud bucal, sobre situaciones del día a día y soluciones adaptadas a cada necesidad bucodental. Contamos con la experiencia de DENTAID, compañía pionera en investigación, desarrollo y comercialización de productos especializados en salud bucal a nivel internacional.