Inicio > Prevención > Uso de la seda o hilo dental

Uso de la seda o hilo dental

24/06/2015

Durante la historia han sido muchos los útiles que han ayudado al ser humano a limpiarse los dientes y la boca. Uno de los primeros fue la utilización de fibras e hilos para eliminar restos de comida entre los dientes. Son los antecesores de lo que hoy conocemos como seda o hilo dental, y que debe su aspecto moderno al dentista norteamericano Levy Spear Parmly, allá por el siglo XIX. Sin embargo, su utilización universal no se produjo hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

En la actualidad, el hilo dental está fabricado en nailon, un material barato y resistente, el cual suele tener una capa de producto, ceras, que permite no solo su mejor utilización, sino que ayuda a prevenir traumatismos en los tejidos blandos. Además, adicionalmente, se puede elegir según el gusto del usuario hilos dentales con sabores o incluso de diferentes anchos.

Junto con el cepillado y los colutorios, el uso del hilo dental ayuda a prevenir efectivamente tanto las caries como la enfermedad periodontal.


Técnicamente, la seda o hilo dental está indicado para la limpieza interproximal, pues ayuda a retirar el biofilm o placa dental, así como las partículas de alimentos en los espacios interdentales. Junto con el cepillado y los colutorios, el uso del hilo dental ayuda a prevenir efectivamente tanto las caries como la enfermedad periodontal.

Según diversos estudios, la utilización adecuada del hilo dental junto al cepillado puede eliminar hasta el 80% de la placa proximal y también es beneficioso para eliminar la placa subgingival, ya que el hilo puede introducirse entre 2 y 3 mm por debajo del margen entre diente y encía.

Pero ¿cómo se utiliza correctamente el hilo dental? Ante todo hay que tener en cuenta que no es un método secundario o alternativo, sino complementario al tradicional cepillado. Por ello, se recomienda su utilización antes del cepillado para que después la pasta y los filamentos del cepillo puedan penetrar de forma efectiva entre los espacios dentales.

La mejor manera de aprender su utilización es consultar a nuestro profesional de salud bucal, bien sea dentista o higienista dental. Básicamente, los métodos de limpieza con hilo dental están basados en su utilización con los dedos o bien con herramientas como aplicadores de seda dental o enhebrador dental. Estas últimas son útiles para personas que están aprendiendo a utilizar la seda, para su uso con niños o personas con movilidad reducida.

El método más habitual es del ‘carrete’, o también llamado ‘método del dedo envuelto’. Para ello se corta una pieza de hilo dental de 40 a 50 centímetros de largo. Cada extremo se fija con varias vueltas suaves alrededor de los dedos medios y, poco a poco y ayudándose del índice y pulgar, se realizan movimientos de arriba hacia abajo, nunca de lado a lado, pues lo que se busca es que el hilo pase por debajo de la línea de las encías formando una ‘c’.

Otro método de limpieza manual con hilo dental es por medio del ‘lazo’ o ‘método circular’. Se ata en forma de círculo un trozo de hilo de también 40-50 cm de largo, colocando dentro del lazo todos los dedos excepto el pulgar. A continuación, con los dedos índices, se guía el hilo a través de los dientes inferiores y, para los dientes superiores, utilizamos los pulgares como guía. Al igual que con el método del carrete, hay que mover el hilo por debajo de la línea de las encías formando una ‘c’.

Como ocurre con el cepillado, la limpieza con el hilo dental debe realizarse al menos dos veces al día.

 

Fuentes

“La importancia de la limpieza con hilo dental”

“Uso apropiado del hilo dental”

Higienistas Vitis. “Sedas y cintas dentales: la herramienta para una higiene completa”
 

SOBRE ESTE BLOG

El Blog de la Salud Bucal ofrece contenidos sobre salud bucal, sobre situaciones del día a día y soluciones adaptadas a cada necesidad bucodental. Contamos con la experiencia de DENTAID, compañía pionera en investigación, desarrollo y comercialización de productos especializados en salud bucal a nivel internacional.